Mucho más que traducción: Localización

Reimpresión de Noticias de Comercio Internacional www.ndci.com.ar (junio de 2013 http://www.ndci.com.ar/graf/revista/revistaNDCI_7.pdf) con permiso de NDCI.

28 de junio de 2013

Cecilia Iros, CEO – SumaLatam

La localización, o L10N, es el proceso de adaptar un producto o contenido a una región con el objetivo de que parezca creado para ese mercado al cual queremos acceder. La traducción es uno de todos los servicios que componen el proceso de localización que puede incluir la adaptación de gráficos a los mercados meta, la adaptación del diseño al contenido traducido, la conversión de monedas, el uso del formato apropiado de las fechas, las direcciones y los números telefónicos, y la implementación de reglamentaciones, entre otros aspectos a tener en cuenta.

Investigaciones realizadas por Common Sense Advisory, empresa estadounidense de investigación del mercado, aseguran que hay cuatro posibilidades más de que un consumidor internacional elija un producto o servicio si este se ofrece en su lengua nativa lo cual significa que la localización del contenido técnico y de marketing es fundamental para exportar exitosamente.

Un buen servicio de traducción y localización es fundamental a la hora de introducir un producto o servicio en un nuevo mercado, de seducir al público en su propio idioma, de aumentar la fidelidad del cliente e incrementar los ingresos.

Sin embargo, igualmente importante es generar el contenido en la lengua original con mensajes que se adapten fácilmente a los mercados a los que se desea acceder y que el mensaje de marca sea congruente. Esto nos asegura que vamos a poder adaptarnos a las necesidades de los clientes locales.

Algunos consejos para tener en cuenta a la hora de generar el contenido:

  • Evitar mensajes creados exclusivamente para el mercado original, especialmente el uso de coloquialismos propios de una sola región.
  • El uso de oraciones simples sin voz pasiva funciona mejor.
  • No suponer que las características de nuestro mercado local son comunes a todos los mercados.
  • Considerar las versiones localizadas al momento del diseño original. Sin importar el medio (sitio web, manual, etc.), el diseño debe contemplar aspectos del mercado meta que puede incluir caracteres diferentes, necesidad de mayor espacio para algunos idiomas y asegurar la funcionalidad para cada lugar.
  • Realizar todos los cambios necesarios en el producto antes de iniciar el proceso de localización ya que cualquier cambio en el diseño o en el contenido significará detener el proceso de localización.
  • Evaluar cada cambio que se desee realizar en el producto y en el contenido original según la cantidad de documentación que ya se haya localizado en diferentes idiomas porque que ese cambio deberá reflejarse en todo el material existente.

La agencia de traducción garantiza la gestión del proyecto de principio a fin además de todos los servicios que puedan ser necesarios durante el proceso como maquetación, gestión de terminología, subtitulado, etc. Mediante los procesos y las herramientas apropiados, el mensaje se transmite siempre de la misma manera y los equipos de ventas en las distintas regiones están en igualdad de condiciones con respecto al material y a la información sobre el producto.

La escalabilidad que ofrece una agencia especializada brinda la posibilidad de realizar cambios sobre la marcha, por ejemplo, para acelerar los procesos o para localizar a más regiones y mantener una sola persona de contacto que se encargará de todas sus necesidades.

SumaLatam ofrece servicios de traducción y localización en inglés, español y portugués en las más diversas áreas que van desde la traducción de documentos legales hasta la localización de software pasando por el subtitulado y muchas áreas y formatos más.

No Measurement, No Improvement

As important as doing things right from the beginning is to find a way to monitor how we’re doing them in order to be able to improve.

We need measurable and realistic results. Assumptions are no good and that’s why we need to establish metrics that will help us know how we’re doing and where we stand.

In an ever more competitive environment, knowing where we stand and where we’re headed can shorten growth times, help us find competitive advantages and seize them, keep the whole team focused on the same results, among many other benefits of planning in the short, medium and long term, i.e., having a strategic plan or strategy in place.

Knowing where we’re going is not enough. We need to know how we’re going and when we’re straying off the path. There are assessment and measurement tools to make sure that the path is clear and followed.

For these objectives to be assessed we need indicators and numbers so as to align everyone to stay focused on the company’s vision. It is sometimes hard to measure because we ignore what the indicators of the elements that impact the business are, we may think that one needs to be a business administrator or an accountant in order to understand them, or simply because we lack revealing information and we end up relying on assumptions.

A very easy to use tool that involves a lot more than a list of indicators and isolated numbers is the Balanced Scorecard (BSC).

According to Mario Vogel, expert in the implementation of this tool, “the BSC helps balance, in a comprehensive and strategic way, the current progress and provide direction for the future of your company in order to turn vision into action by means of a consistent set of indicators grouped under four different perspectives that show the business as a whole.”

The BSC is the representation of the strategy in interrelated objectives measured by internal and external performance indicators for which goals and initiatives are established. Its name comes from the balance among aspects related to stakeholders and clients (external), processes, training, innovation, and growth (internal).

These aspects are presented as four perspectives: financial perspective, customer perspective, internal business process perspective, and learning and growth perspective.

Even though the BSC focuses on the financial perspective since one of the main objectives of any organization is to be profitable, it supplements this aspect with the other three perspectives. These are present in all the processes that are necessary for the healthy operation of a company and need to be considered when defining indicators.

It’s important for the decision makers in the company to be aware of the objectives in all four perspectives. The management team will then be focused on the strategy and ready to correct any diversions.

This is an essential notion for success because, without a clearly-defined strategy that includes all four perspectives, we may end up using indicators that don’t lead to accomplishing said strategy.

For the BSC to give results that help manage the company we’ll need to monitor and analyze all indicators. Among the advantages of the BSC, we can mention:

  • Aligning staff with the company’s vision by means of clear communication of the long-term objectives
  • Having the ability to re-define the strategy based on results
  • Turning the vision and strategies into actions
  • Fostering the creation of future value
  • Integrating all areas in the organization by means of interrelated objectives
  • Having the ability to perform solid analyses
  • Improving financial results

This tool will let us know how we’re doing and where we stand based on accurate and measured information instead of assumptions and, as a result, trigger improved performance.

No se puede mejorar sin medir

Tan importante como hacer las cosas bien desde el primer momento, es buscar la forma de corroborar como las estamos haciendo para poder mejorar.

Es importante tener resultados creíbles y medibles. No sirven las suposiciones y es por esto que es necesario establecer métricas que nos ayuden a saber dónde estamos parados.

En un entorno cada vez más competitivo, saber dónde estamos y adónde vamos pueden acortar tiempos de crecimiento, ayudar a encontrar ventajas competitivas y aprovecharlas, ayudar a que todos en la empresa busquen los mismo resultados, además de muchos otros beneficios que se obtienen del desarrollo de planes a corto, mediano y largo plazo, lo que sería una estrategia o plan estratégico.

No es suficiente conocer a dónde vamos, sino conocer cómo vamos y saber en qué momento nos desviamos del camino. Se puede clarificar el camino implementando herramientas de medición y evaluación de los objetivo planteados.

Para evaluar estos objetivos, se necesitan indicadores o números que serán la herramienta que alinee a todos para enfocarse en la visión de la empresa. Muchas veces cuesta medir, ya sea por desconocimiento de lo que se debe medir y de los elementos que tienen impacto en el negocio y cuál sería su indicador, por pensar que los números solo le corresponde a los administradores o contadores o por falta de manejo de información reveladora. Muchas veces es preferible o más fácil decir “a mí me parece” o “yo creo”, en lugar de “el indicador o el resultado muestra”

Una herramienta muy simple de usar y que va más allá de una lista de indicadores y números aislados, es el Balanced Scorecard (BSC).

Según Mario Vogel, experto en la implementación de esta herramienta, “el BSC ayuda a balancear, de una forma integrada y estratégica, el progreso actual y suministra la dirección futura de su empresa, para ayudar a convertir la visión en acción por medio de un conjunto coherente de indicadores, agrupados en cuatro diferentes perspectivas, a través de las cuales se puede ver el negocio en su totalidad.”

El BSC es la representación de la estrategia a través de objetivos encadenados entre sí, medidos por indicadores de desempeño, para los cuales se establecen metas e iniciativas. El nombre de esta herramienta proviene del equilibrio entre los indicadores que la componen, es un balance entre inversores y clientes (externo), y los procesos, la capacitación, la innovación y el crecimiento (interno).

Estos aspectos externos e internos están expresados como cuatro perspectivas: la perspectiva financiera, la perspectiva del cliente, la perspectiva de procesos internos del negocio y la perspectiva de aprendizaje y crecimiento.

El BSC le da gran importancia a la perspectiva financiera, ya que uno de los objetivos primordiales de una organización es ser rentable, pero no obstante complementa esa perspectiva con las otras. Estas cuatro perspectivas comprenden todos los procesos necesarios para el correcto funcionamiento de una empresa y deben ser considerados a la hora de definir los indicadores.

Es importante que las personas responsables de la toma de decisiones dentro de la empresa, incorporen los objetivos de las cuatro perspectivas para que estén permanentemente enfocadas en la estrategia y puedan intervenir con rapidez para corregir desviaciones.

Un tema fundamental antes de iniciar el proceso de elaboración del BSC es tener claro que se trata de una herramienta que facilita el proceso de traducir la visión y la estrategia de la organización en objetivos y metas que puedan ser medidos. Esta idea es imprescindible para el éxito porque si no se parte de una estrategia bien definida que incluya las cuatro perspectivas, el proceso puede derivar en la utilización de indicadores que no cumplan con el objetivo fundamental que es el de enfocarnos en el cumplimiento de la estrategia.

El BSC mostrará resultados que ayudan a la administración de la compañía, pero para lograr esto, será necesario implementar la metodología de monitoreo y análisis de los indicadores obtenidos. La utilización del BSC tiene muchas ventajas, entre las cuales podemos considerar las siguientes:

  • Alinea los empleados con la visión de la empresa mediante la comunicación a todo el personal de los objetivos
  • Permite redefinir la estrategia según los resultados
  • Traduce la visión y las estrategias en acción
  • Favorece en el presente la creación de valor futuro
  • Integra información de las diversas áreas del negocio
  • Permite realizar buenos análisis
  • Mejora los indicadores financieros

El uso de esta herramienta nos permitirá saber dónde estamos con información certera en lugar de suposiciones y, de esta forma, estaremos midiendo para mejorar.

Whipala

Today, we’re celebrating the Day of Native Peoples, a day chosen to preserve, perpetuate and highlight the culture of native peoples of The Americas.

Because they left the first cultural footprint in our territory.

Because they represent each nation’s birth.

Because they were the first inhabitants of these lands, the ones who respect them the most and even continue to call it Mother.

In the age of technology and all the wonderful possibilities it offers, it’s important to keep up our ancestors’ legacy and carry on the values, culture and knowledge that make up our origins.

As a Latin American company, we chose the colors of the Wiphala , the flag that represents the native peoples of our region because the meaning of each one of its colors, such as belonging, diversity and equality, is connected to the main aspects of SumaLatam’s objectives, values, mission and vision, and of the story we want to write.

Different social, cultural, human, and organizational spaces and ideologies are expressed through color and words:

Communicating people beyond languages and using languages as the means to convey culture.

Joining cultures, ideas, products, and services by means of language.

Integrity and focus on people.

Sustainability.

Leading by example and teamwork.

Communicating honestly and openly.

Doing things right for our people, our environment, and our society.

Focusing on clients and results.